martes, 11 de enero de 2011

Ratzinger: "La educación sexual amenaza la libertad religiosa en Europa"

Benedicto XVI definió ayer como una "manifestación de la marginación de la religión y, en particular, del cristianismo" el hecho de "suprimir de la vida pública fiestas y símbolos religiosos en nombre del respeto de aquellos que pertenecen a otras religiones y de los que no creen" en Dios. Hablando ante los representantes del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede, Joseph Ratzinger afirmó que, al actuar así, los Estados no solo limitan "el derecho de los creyentes a la expresión pública de su fe", sino que también cortan "las raíces culturales que alimentan la identidad profunda y la cohesión social de numerosas naciones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario