miércoles, 8 de febrero de 2012

El Ayuntamiento de Logroño regala una parcela de suelo público a las Escolapias del Paula Montalt

Las madres Escolapias del colegio Paula Montalt aunque con ligero retraso (el pasado 18 de Enero ) recibieron un "increíble regalo de reyes” de la mano del Ayuntamiento de Logroño. Ese día la Junta de Gobierno del PP acordó concederles una parcela de 1350 metros cuadrados de suelo público, un “precioso regalo” pues sólo tendrán que pagar  por él , como canon durante 75 años, la cantidad simbólica de 427,28 € anuales (30 céntimos por metro cuadrado y año). Esta concesión les permite ampliar las instalaciones y aumentar el tamaño del colegio que están construyendo, hasta albergar tres líneas en vez de las dos del proyecto inicial.
Antes de pasar a valorar esta medida es muy ilustrativo conocer los avatares de esa parcela situada al final de la calle Portillejo en el Sector Rio Bajero.
En Setiembre del 2009 (BOR del 16) sale junto con otras parcelas (por cierto dos de ellas colindantes concedidas a las Escolapias sobre las que se levanta ya el nuevo colegio) a la convocatoria para la concesión de parcelas de dotaciones públicas destinadas a uso social. En concreto a usos sanitarios, asistenciales, administrativos y club de ancianos. El canon a pagar por la concesión se fijaba entonces en 8.556,36 € anuales.
En Enero de 2010 (BOR del 15) la licitación de esa parcela queda desierta y no se adjudica a nadie.
Posteriormente en Diciembre del 2010 ( según informaciones de prensa) la parcela se licita otra vez y se adjudica a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFA-RIOJA). En este caso por ser una entidad asistencial y  benéfica, sin ánimo de lucro, la adjudicación se realiza por un canon simbólico de 427,82 € al año. Nada que objetar al respecto.
Pero aprovechando la coyuntura de que AFA-RIOJA no ha podido llevar a cabo su proyecto en la  parcela que tenía adjudicada, ahora el Gobierno local del PP  la adjudica a las Escolapias por el mismo simbólico canon de 427,28 € anuales. Es decir, “se regala” suelo público, patrimonio de tod@s l@s logroñes@s, a una empresa privada, que no otra cosa es el Paula Montalt aunque tenga titularidad de una orden religiosa, que va funcionar como tal  buscando el negocio y el beneficio privado en el mercado de la educación en competición con otras empresas y sobre todo con el sector público riojano de enseñanza.
Del favoritismo del PP, allí donde gobierna, hacia la enseñanza privada ya venimos teniendo suficientes muestras en nuestra Comunidad y así lo venimos reiteradamente denunciando.
Pero esta decisión de la alcaldía de Logroño a favor de un centro-empresa privado para que amplíe sus instalaciones (cambiando el uso del solar a conveniencia) sobrepasa toda capacidad de asombro y de aguante. Porque este es el primer paso de un proceso que, no nos cabe duda, tendrá su continuación cuando sus colegas del Gobierno Regional, a través de la Consejería de Educación, concierten todas las  unidades de que el centro va a disponer. Más dinero público para un centro privado  en detrimento de la atención prioritaria y adecuada que debería tener la enseñanza pública.
Esta es una doble privatización del patrimonio público: primero regalando  suelo público para la ampliación de un colegio-empresa privado y después destinando dinero público para concertar las nuevas unidades que se pongan en funcionamiento en ese centro.
Esto hecho debe ser conocido por toda la comunidad educativa de la enseñanza pública que está sufriendo en carne propia los recortes brutales de los últimos años y por la ciudadanía de Logroño en general. Es intolerable que se gobierne desde lo público y con patrimonio público para beneficiar y potenciar un centro privado.
Desde aquí la denuncia sin paliativos y la más enérgica protesta. ¿Hasta cuándo tolerar este tipo de actuaciones?
Balbuena

No hay comentarios:

Publicar un comentario