lunes, 4 de junio de 2012

Texto definitivo del acuerdo Consejería-Sindicatos

Texto del acuerdo
Consideraciones a bote pronto:
Como regla general no deberían firmarse acuerdos que implicaran recortes y empeoramiento de la situación actual. La teoría del " mal menor " como justificante para dar el visto bueno a este  acuerdo no es de recibo. 
Hay dos chantajes  planteados por la Consejería de educación que habría que rechazar con contundencia y no ser tenidos en consideración. Uno, que de no haber acuerdo las medidas previstas se aplicarán con toda su crudeza. Dos, no dar tiempo para que las organizaciones sindicales puedan hacer una consulta al conjunto del profesorado ( no sólo a sus afiliados/as) en un proceso serio de explicación, información y debate previo a la consulta. Las organizaciones sindicales no deberían dejarse presionar en ese sentido ni dejarse arrastrar a dar una respuesta de forma precipitada. Mucho menos descargar la responsabilidad sobre el profesorado con consultas  vía e-mail sin que éste conozca previamente la valoración y el pronunciamiento  de las propias organizaciones sindicales al respecto.
Desde un punto de vista meramente sindical podría pensarse en la posibilidad de la firma si implicara el mantenimiento del empleo o un mínimo recorte en el mismo.No es el caso.
 La reivindicación sindical unitariamente planteada para minimizar el impacto sobre el empleo como condición "sine qua non" para llegar al acuerdo, la consideración  de la 1ª hora de guardia como lectiva, no ha sido tenida en cuenta por la Consejería.
Pero el argumento de más peso  para rechazar el acuerdo es no contribuir, con el aval de la firma, a legitimar unas medidas que atacan directamente al núcleo del modelo de enseñanza pública que defendemos  y que contribuirán, con otras que continuadamente se vienen tomando, a un  deterioro cada vez mayor en la calidad del servicio educativo público. En esta situación sólo sale beneficiada la enseñanza privada que en el fondo es lo que se pretende desde las instancias que gobiernan.
Así las cosas, no cabe otra posición coherente que el rechazo y la continuación de la movilización.
J.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario