miércoles, 19 de septiembre de 2012

NUEVE DÍAS EN LUCHA POR LA ESCUELA PÚBLICA


En defensa del encierro en el Sagasta

Este curso 2012/2013, de aplicación de las medidas del Decreto Wert, está suponiendo para el sistema público de enseñanza una importante disminución de profesores cuando el número de alumnos aumenta ostensiblemente; para los profesores el empeoramiento de sus condiciones de trabajo y salariales y, para los centros el aumento de ratios, desaparición de desdobles, apoyos, optativas, aulas de compensatoria, opciones de itinerarios y pérdida de servicios y programas de mejora, entre otras.

Ahora, comenzado el curso, la Consejería de Educación cambia unilateralmente las condiciones de los contratos del profesorado interino que conllevan su tardía incorporación a los centros y la más absoluta incertidumbre en cuanto a la fecha de su finalización.

Esta nueva medida de recorte ha desatado un conflicto que rebasa el ámbito laboral porque acarrea “consecuencias negativas reales”, no ficticias como afirma con todo descaro el Sr. Consejero, para la organización y funcionamiento de los centros y para la adecuada atención al alumnado desde el primer día del curso.

Las condiciones de trabajo de los profesores tienen su reflejo en las condiciones de aprendizaje de los alumnos y cada vez que empeoran se sube un peldaño más en la precarización y degradación de la enseñanza pública. Cuando se lucha por los derechos de los profesores a un contrato justo y un salario digno, a escuelas con más profesorado y más recursos se está luchando por mejores condiciones de aprendizaje y de calidad educativa en los centros.

Eso es lo que se pretende con el encierro en el Instituto Sagasta que ya ha entrado en su segunda semana consecutiva y en el que participan la Plataforma de profesores interinos, la Plataforma por la escuela pública, la Asamblea de Estudiantes y los sindicatos de profesores CC.OO, FETE-UGT, STAR Y STE. El encierro es la respuesta contundente a otra nueva agresión a la enseñanza pública y a sus trabajadores y está concitando cada vez más apoyos, más participación, más adhesiones y más colaboración de toda la comunidad educativa.

En lo más inmediato, la reivindicación sostenida con el encierro es reclamar la convocatoria urgente de una reunión con el Consejero de Educación para trabajar a favor de una escuela pública de calidad, incluyendo en la misma, al menos, los siguientes puntos:

1º.-retraso de nombramientos de profesores técnicos que van a impartir las clases en IES de E. Secundaria y cuyos grupos de alumnos sí han iniciado el curso.
2º.-Ratios y unidades autorizadas.
3º.-Plazos para cerrar el CUPO de profesores.
4º.-Número de profesores con más de 20 horas lectivas.
5º.-Condiciones de los contratos de los profesores funcionarios interinos.

El encierro se está revelando como una potente medida de presión y de movilización porque está sirviendo como  medio de concienciación colectiva sobre la necesidad de defender la enseñanza pública de los ataques que, vía recortes, está sufriendo. Por ello debe ser apoyado conjuntamente por todos los sectores de la comunidad educativa de la escuela pública y los colectivos y ciudadanos que están por por su mejora y desarrollo.

J.A.BALBUENA


No hay comentarios:

Publicar un comentario