lunes, 8 de octubre de 2012

ERASMUS, UN FIASCO DEL PLAN BOLONIA


Erasmus fue una de las iniciativas que más promovía el Plan Bolonia, aquel que proponía descubrir una dimensión universitaria europea sin fronteras facilitando la movilidad de los estudiantes mediante la concesión de ayudas económicas. Ahora, la Unión Europea anuncia la escasez de fondos para financiar las becas Erasmus, además de otros muchos programas de ayudas comunitarias, como consecuencia de los recortes al presupuesto de 2012. He aquí otro fiasco del plan Bolonia.

Porque más o menos a favor del programa Erasmus, la reducción de estas becas me parece otra decepción más de una reforma educativa que se nos impuso; que prometía mucho y que nos ha dado bien poco: reducción del catálogo de estudios universitarios, contenidos genéricos en las titulaciones, especialización de postgrado prácticamente obligatoria, más carga de horas lectivas y extraescolares, menos horas para poder trabajar y mucho (¡pero que mucho!) más dinero que pagar.— Lidia Gutiérrez (El País: 5-10-2012).

No hay comentarios:

Publicar un comentario