domingo, 10 de marzo de 2013

LA PRIMERA REVÁLIDA A LOS CINCO AÑOS

 Hace poco más de dos semanas saltó a los medios de comunicación la noticia de que la Comunidad Autónoma de Madrid iba a someter  a los alumnos de cinco años de una veintena de escuelas infantiles a una evaluación sobre lectura, escritura, numeración y cálculo.
La valoración que tal medida nos merece viene perfectamente recogida y explicada en el siguiente párrafo que tomamos de un editorial de Escuela del 28/2/2013 y que transcribimos a continuación:
"En la etapa Infantil no tiene cabida el término "fracaso escolar", en primer lugar, porque ningún alumno fracasa realmente; y, en segundo, porque en estas edades la madurez está en completo desarrollo y cualquier prueba, examen o evaluación que se les haga, arrojará resultados completamente distintos si simplemente se lleva a cabo unos meses después. La noticia de que en la Comunidad de Madrid se va a poner en marcha una valoración externa de chiquillos de esta edad ha escandalizado a todos: a padres y madres a los que no les hace ninguna ilusión la primera reválida de sus hijos; a maestros y maestras que plantean la inutilidad de la prueba y que se sienten cuestionados en su labor diaria; a la sociedad en general que piensa que con "la que está cayendo" por qué no dejamos de evaluar a los peques y nos dedicamos a asuntos serios, como intentar recuperar la cohesión social que tanto se está resintiendo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario