viernes, 3 de abril de 2009

Convenios con asociaciones


Esta semana se han firmado los convenios de la consejería con las asociaciones Cáritas, Fundación Pioneros, ARPA, ARPANIH y ARSIDO que se suman a los ya existentes con la Asociación de Promoción Gitana, ASPACE y APIR.
Todas estas asociaciones merecen mi respeto por la trayectoria llevada en los últimos años. Además con muchas de ellas he colaborado o aprendido herramientas para incorporar a mi trabajo diario.

Estos convenios se presentan como recurso complementario a la labor que ya se está llevando a cabo en los centros por parte de los profesionales que trabajamos con alumnos con discapacidad, dificultades de aprendizaje, con problemas de conducta o que desconocen el idioma, las rutinas escolares o la cultura riojana. Considero, que el trabajo con este tipo de alumnado consolidado a lo largo de los años por estas asociaciones debe ponerse al servicio de la escuela.
Sólo un pero he de poner. Visto como se gestionan las políticas de atención a la diversidad en La Rioja, en que se deja entrar descaradamente a la empresa privada( vease el plan Proa y la fundación Promete) , espero que en ningún caso se vea reducida la plantilla de los profesionales de pedagogía terapéutica, audición y lenguaje, maestros de apoyo de educación infantil y primaria, como excusa de la existencia de estos nuevos apoyos educativos en las aulas . Especial atención merece el medio rural, donde por causas que desconozco los recursos a la atención a la diversidad son siempre más escasos aunque las necesidades siguen estando ahí.

Marta

5 comentarios:

  1. Marta pone el dedo en la llaga.Nuestra comunidad autónoma carece de un plan específico de atención a la diversidad a pesar de que reiteradamente se viene exigiendo por parte de todos los sectores de la comunidad escolar. Este curso la Administración educativa se ha cargado el programa de Educación Compensatoria y ahora los únicos nuevos recursos para atender las necesidades educativas del alumnado se canalizan através de convenios con entidades privadas. Esto, hablando en plata, es lo que se denomina externalización de servicios que no es más que una privatización de servicios educativos, por más que se haga mediante convenio con entidades con experiencia en su campo y sin ánimo de lucro.

    ResponderEliminar
  2. Soy maestra. Mi preocupación coincide plenamente con lo que se expone en este artículo. No sospecho de las asociaciones pero, si resultan más baratas, mucho me temo que la administración tienda a la privatización de sectores de la educación y, sinceramente me parece un lavado de manos a futuro para ésta.

    ResponderEliminar
  3. Soy maestra y al comienzo de mi vida laboral formé parte de una de esas asociaciones que, por falta de iniciativa administrativa van por delante de ella a la hora de exigir servicios. El problema yo creo que está en que esas asociaciones tienen que nacer con vocación crítica y de exigencia a la administración para que tales servicios acaben haciéndose públicos y no al revés, como tiende a hacer la administración actualmente. El caos definitivo llega cuando un servicio defendido por una asociación con buenas intenciones, en lugar de hacerse público sale a concurso para que se lo lleve una empresa privada que tiene que ganar pero a menor coste. Así, pagará irrisoriamente a sus trabajadores (que no durarán si pueden), lavará la responsabilidad de los políticos, y ofrecerá un servicio más penoso pero dando una imagen brillante gracias a la administración que lógicamente y por lo que les toca, les apoyará hasta el momento en que algún escándalo de mal funcionamiento pueda saltar a la palestra pública.
    Cuidado. Esas asociaciones de buenas intenciones también pueden acabar convirtiéndose en una de estas a base de presiones, o eternizarse en un medio-voluntariado eterno que socialmente esté robando puestos de trabajo digno a la sociedad.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no me había planteado todos los argumentos que exponéis, y estoy de acuerdo con todo.

    ResponderEliminar
  5. las asociaciones mucha veces son penosas y tienen a profesionales sin cualificar impartiendo tareas que no les competen

    ResponderEliminar