sábado, 7 de mayo de 2011


Ante la solicitud de los padres de La Salle de una segunda línea, el colegio Ezequiel Moreno recuerda que tiene plazas libres

La escuela pública exige que no se desdoble Primaria en la privada
Padres, alumnos y profesores se concentraron ayer en contra del gasto innecesario en la concertada. :: B. S.
El periodo de solicitud de plaza escolar ha abierto en Alfaro el debate sobre los fondos públicos destinados a centros concertados. Ante éste, padres, alumnos, profesores y vecinos se concentraron ayer a las puertas del colegio público Ezequiel Moreno bajo el lema 'Con el dinero de todos que no se cree ni un sólo puesto escolar innecesario'.
En Alfaro existen dos unidades para niños de 3 años: dos con 25 alumnos cada una en el colegio público y una con 25 en cada privado concertado, en los centros La Salle-El Pilar y Amor Misericordioso. Con el cupo de La Salle-El Pilar previsiblemente completo pero aún con plazas en el público, un grupo de padres solicitó a la Consejería de Educación que desdoble el privado para acoger una docena de niños con varios argumentos, como que está más próximo a sus hogares, que desean que sus hijos vayan al centro donde se educaron ellos, al que también acuden sus hermanos, o contar con una formación religiosa.
Diario LA RIOJA contactó con fuentes de Educación que aclaran que la Consejería y los centros se encuentran en pleno proceso de escolarización. Tras recibir en abril las solicitudes, en estos momentos están introduciendo los datos de las peticiones. «No se ha tomado ninguna decisión y hay que esperar a tener los datos de inscripción reales en cada centro para tomar la decisión sobre cómo se escolarizará, si se desdoblará, si se ampliarán ratios u otra», explican.
Última reunión
Ante la sospecha de que se va a desdoblar, representantes de la Asociación de Padres del colegio público han acudido en varias ocasiones a la Consejería -la última reunión se produjo este jueves con el director general de Planificación, Personal y Centros Docentes, Pedro Caceo- para recordar que hay plazas en el público.
Ése era el mensaje de la concentración que tuvo lugar en la mañana de ayer. En ella, el manifiesto señaló que «crear un aula innecesaria supone un gasto extra para todos los riojanos durante los próximos trece años, ahora que estamos en tiempos de crisis». Porque una vez creada la nueva unidad, tiene que garantizar el servicio durante toda la educación obligatoria, hasta Secundaria -con un gasto de unos 50.000 euros al año, según el sindicato Comisiones Obreras-.
El manifiesto aludió a que la comisión de Conciertos Educativos, formada por la Administración, asociaciones de padres de la enseñanza concertada y los sindicatos CC.OO. y UGT, acordó en febrero no conceder más unidades de las existentes a Alfaro «porque eran suficientes para cubrir la demanda de nueva escolarización». «Si no se creyó necesario autorizar un aula más en Alfaro porque era un gasto innecesario, ya que todos los niños tenían plaza, ¿por qué ahora quieren crear esa clase en un colegio concertado?», cuestiona la declaración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario