lunes, 25 de julio de 2011

España se queda atrás en la carrera de las nuevas tecnologías

Cae al puesto 17º de Europa por la crisis y la reducción de fondos del Plan Avanza 2

ROSARIO G. GÓMEZ - Madrid - 19/07/2011

La brecha que separa a España de Europa en el desarrollo de la sociedad de la información se ensancha. La crisis económica ha provocado un debilitamiento de las principales variables que miden la convergencia y ha situado a España en el puesto 17 de la UE, dos peldaños más abajo que el año pasado. Alcanza 65 puntos, no llega a la media europea y se coloca por detrás de países como Estonia, Malta o Irlanda. La lista está encabezada por Suecia, Finlandia y Dinamarca, según el informe eEspaña 2011 publicado por la Fundación Orange.

"España desciende dos puestos y pierde la convergencia que se alcanzó el año pasado", explicó ayer Manuel Gimeno, director general de la Fundación Orange, que atribuyó "al efecto crisis" y al recorte de los fondos del Plan Avanza 2 este retroceso (la inversión ha pasado de 1.500 millones de euros de media anuales a 1.250). El informe detecta que la desaceleración se produce de manera más notable en el sector empresarial que en el ciudadano.

La eAdministración es uno de los sectores que más ha crecido. Internet se utiliza, sobre todo, para pagar impuestos, solicitar ayudas sociales y verificar los puntos del carné de conducir. De hecho, el 32% de los ciudadanos interactúa con las Administraciones públicas a través de Internet y una cuarta parte dispone de DNI electrónico. Muestra del empuje digital son los 7,5 millones de declaraciones del IRPF online presentadas en 2010. Asturias y Madrid lideran la disponibilidad de servicios públicos en la Red y Valladolid es el Ayuntamiento (entre los 20 más poblados) que ofrece mayor volumen de servicios en Internet gracias a una nueva web de tramitación electrónica.

El número de internautas en España alcanza ya los 22 millones, el porcentaje con conexión es del 59% (11 puntos menos que la media de la UE), más del 80% de los internautas usa las redes sociales y en uno de cada cuatro hogares se accede a la Red a través de un dispositivo móvil 3-G. Un aspecto en el que todavía España no ha conseguido despegar es el comercio electrónico.

La brecha tecnológica se percibe también dentro del país, especialmente en las zonas rurales, donde apenas llegan las redes de nueva generación. Madrid y Cataluña son las comunidades más avanzadas en la sociedad de la información, y Extremadura (con 20 de los 28 indicadores por debajo de la media europea) viaja en el furgón de cola. Cantabria es la autonomía que más ha retrocedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario