lunes, 11 de febrero de 2013

CONTRA LA DESMEMORIA, QUE NOS VUELVE MÁS MANIPULABLES

”El proyecto de Ley responde coherentemente a la estrategia neoliberal en el campo educativo: gestión economicista-productivista de la educación sujeta a las demandas de un sistema productivo de libre mercado y establecimiento de un fuerte control administrativo que haga esa gestión posible y eficaz. Ello implica en paralelo una fuerte potenciación de la enseñanza privada financiada con fondos públicos. Por eso podemos calificarlo como el mayor ataque, el definitivo si llega a ponerse en vigor en toda su extensión, contra la enseñanza pública desde la dictadura franquista. El daño para el tipo de enseñanza que defendemos puede ser irreversible. Como irreversible será: la introducción de un control más directo, centralizado y sutil del currículum y la cultura, del trabajo docente, de la organización de los centros de enseñanza y de las aspiraciones de los futuros ciudadanos”.

Este breve texto bien podría pasar como un sucinto resumen de valoración de la LOMCE. Sin embargo lo escribí hace  18 años, en Febrero de 1995, y formaba parte de la conclusión final del análisis realizado sobre el proyecto de Ley Orgánica de Participación, Evaluación y Gobierno de los centros (LOPEG) , conocida como “Ley Pertierra” por ser Gustavo Suárez Pertierra, ministro de educación en el último gobierno de Felipe González, su mentor e impulsor.
Esa ley entró en vigor el 21 de Noviembre del 1995 y se mantuvo, tras numerosos decretos de desarrollo,  hasta su derogación en el año 2006 en que sus postulados se incorporaron a la LOE.
Esto viene a cuento en estos momentos de debate y discusión sobre la LOMCE para que no nos dejemos embaucar por el guirigay que desde las filas del PSOE y sus aledaños se está montando respecto a la reforma del PP. Al margen de la enconada polarización sobre ciertos aspectos, carnaza para consumo de sus respectivas hinchadas, ambos PP y PSOE han abrazado los dogmas neoliberales en educación y cada uno a su estilo y con los matices  de rigor los defiende e implanta cuando gobierna.
Que la desmemoria no nos vuelva permeables a sus manipulaciones. En lo sustancial coinciden y se parecen como dos gotas de agua. Parafraseando al "Roto" en una de sus geniales viñetas, podemos aplicarnos  aquello de que: “podían elegir entre la derecha o la izquierda, pero con ambas les golpeaban”.
J.A.BALBUENA

No hay comentarios:

Publicar un comentario