miércoles, 13 de febrero de 2013

ESTÁN TRASPASANDO TODOS LOS LÍMITES


Están traspasando límites que pensamos que jamás cruzarían. Esta noticia viene a confirmar, por un lado que la concertada cuenta con intereses espurios, que busca tan sólo ganar dinero y en segundo lugar que es una forma más de discriminar al alumnado y segregarlo entre los que pueden pagar y los que no.
El colegio concertado de San Agustín de Valladolid pretende “diferenciar de algún modo a los colaboradores”. O lo que es lo mismo, a los alumnos cuyos padres realicen aportaciones económicas a la fundación del centro. Quienes no abonen los 38 euros mensuales de “donativo” para ser socio tendrán que compensarlo pagando por otras vías.
“De aquí en adelante tendremos dos precios para cualquier tipo de actividad, servicio, material escolar, libros, utilización del polideportivo, etc…”. La dirección lo deja así de claro en una circular remitida por correo electrónico a los padres de alumnos. Y va más allá: “De igual manera, los socios de la Fundación tendrán preferencia a la hora de asistir a intercambios y viajes, así como a la hora de ser admitidos en caso de estar interesados en cursar el Bachillerato en el Colegio [este ciclo es de enseñanza privada]“.

1 comentario:

  1. No pueden evitarlo. Está en su naturaleza clasificar, separar, segregar, discriminar y...ganar dinero con un negocio muy rentable.

    ResponderEliminar